Una extensión de la UASD para Moca

Por Edward Nicolás Arroyo Hernández

El significado social de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), lo encontramos en el himno de la referida casa de estudios, el cual derivado de la composición de Ramón Emilio Jiménez y Ramón Díaz considera esta universidad como “centro de vida intelectual”.

La UASD, sin dudas, ha sido un manantial de intelectuales y personalidades de valoración positiva por la sociedad, y al igual que la Provincia Espaillat, ha tenido su cuota dentro de relevantes hechos históricos en la República Dominicana.

En los últimos días se ha discutido la eventualidad de extender la UASD a la Provincia Espaillat, lo que para algunos parecía un sueño de materialización distante, hoy se desvanece y gradualmente se visualiza la posibilidad de que este sueño tome cuerpo. Consideramos que sobradas razones motivan la creación de una extensión de la UASD en la Provincia Espaillat.

En primer lugar, ambas–la UASD y la Provincia Espaillat- han participado en aportes históricos al país, desde forjar intelectuales en el caso de la primera, hasta convertirse en una cuna de héroes en el supuesto de la segunda, y esto pone en manifiesto que desde el punto de vista histórico crear una extensión universitaria guardaría cierta simbología que podría considerarse justa y merecida.

En segundo lugar, la creación de una extensión de la UASD en Moca -municipio cabecera de la Provincia Espaillat- al hacer más accesible y próxima una educación de calidad como la que brinda esta alta casa de estudios, evitaría en gran medida los constantes y arriesgados traslados kilométricos que realizan los estudiantes que provienen de la Provincia Espaillat, al reducir de manera significativa el tiempo, la distancia y los costos que supone trasladarse a un recinto universitario para un estudiante de la provincia.

En tercer lugar, este proyecto universitario haría más fácil la posibilidad de que los estudiantes lleven de manera simultánea sus estudios y un empleo; y no, que por las dificultades del trasporte o económicas, lo mismo deba ser manera consecutiva, es decir, esperar a agotar los estudios para dedicarse a un empleo o esperar obtener un monto considerable en un trabajo para poder cubrir sus estudios.

Por otro lado, conforme al último censo realizado por la Oficina Nacional de Estadística con relación a las “características educativas” resultan alarmantes los resultados provinciales que se extraen del proceso de transición entre educación secundaria o media a la universidad o educación superior, pues evidencia que un gran número de jóvenes o adultos, no llegan a obtener una educación superior.

 Evidentemente, la Provincia Espaillat cuenta con extensión territorial y número de habitantes suficientes que harían de la consumación del proyecto universitario un beneficio inmensurable para la comunidad, y a esto añadimos las provincias próximas que aprovecharían de igual forma la instalación de la casa de estudios. Pero esta utilidad no solo debe ser vista desde el punto de vista educativo al cual tendrán acceso los ciudadanos, sino también desde la perspectiva de los empleos que traería consigo el proyecto.

A todo lo dicho anteriormente, es pertinente añadir que esta universidad en su momento aproximara alianzas estratégicas con instituciones de formación técnica y ofertas extracurriculares (idiomas, artes, etc.)que ampliaría su catálogo y permitiría obtener una educación de calidad, sin necesidad de que la misma sea una carrera universitaria.

En definitiva, son más las razones positivas para apoyar este proyecto que para negarse a su ejecución, es por ello que reviste importancia que las autoridades provinciales (congresistas y funcionarios municipales), sectores económicos y personalidades de relevancia, no presenten resistencia a la creación de una extensión de la UASD en Moca, Provincia Espaillat, más bien, deben considerar la idea de integrarse con las comisiones creadas a los fines de formar una coalición de actores que asuma un papel activo en la promoción de este importante proyecto social, que sin dudas, será considerado el proyecto provincial más relevante de las últimas décadas.

El autor es Mocano, Abogado egresado de la UASD-Recinto Santiago.

edwardarroyoh@gmail.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s