Las virtudes de Niño Almánzar; un comerciante querido de Moca

21151703_1434322993310754_7447046938661147398_n.jpg

Por Luis Ramón López

MOCA.- Niño Almánzar, es uno de los tantos comerciantes detallistas de este municipio, que se han levantando con el trabajo serio, dedicación y espiritu altruita, que vende a su amplia clientela mercancias como aliementos y víveres a precios justos y accecibles.

21192472_1434323046644082_5782696129172209534_n.jpg

Instalado en una céntrica calle del sector Guachupita, próximo al mercado nuevo, se ha convertido en un personaje pintoresco de la mocanidad, que lo distingue por su trato amable y muy especial con que recibe a  los clientes, con la entrega de una menta, un dulce o cualquier otro obsequio.

Esta peculiaridad han hecho de este comerciante mocano, muy querido en todo este sector popular y comunidades aledañas al municipio, que muchas gentes vienen de zonas distantes a hacer su compra diaria, quincenal y mensual.

Desde los 12 años narra el comerciante Nino Almánzar, comenzó en los menesteres del comercio con un hermano, luego en los almacenes Camacho, donde duró 18 años trabajando.

LLeva ocho años con su propio negocio Almacenes Niño Almánzar en provisiones en la calle doctor Guerrero, cerca al mercado nuevo de Moca, y asegura que sus éxitos en su pequeño negocio se lo debe a Dios y a su trato afable, cariñoso y humano con los clientes.

Afirma que la rectitud en la enseñanzas de su padre, le enseño que el que trabaja no tiene tiempo para pensar en nada malo. “Uno desde pequeño en vez de andar jugando se metia a trabajar”.

Recuerda que cuando comenzó en su almacén, su padre le recomendó hace ocho años,” primero defiendete en la compra, que después tu vendes a como tu quieras”.

LA MENTA DE OBSEQUIO

Fue una técnica, que usamos cuando yo comencé a trabajar sólo en 1995, que para ese tiempo no habían negocios en Villa Trina, Salcedo y otras comunidades, las gentes bajaban de los campos y las lomas, la gasolina y las curvas en la carretera, lo ponian un poco tontos y olvidaban cuando compraban y pagaban; “decían tú no me ha devuelto”

Entonces, me acostumbre para evitar inconvenientes y malos entendidos darle un par de mentas y  le decia mira haber si halla un par de mentas en los bolcillos y así se las encontraban junto a la devuelta.

En su negocio de provisiones, Niñó Almánzar, ha dedicado un mural, para los personajes pintorescos de los vecinarios adyacentes a su establecimiento comercial, que permanece abarrotado siempres de clientes.

Pertenece al club Rotario Moca, a la asociación de Comerciantes Mayoristas de la provincia Espaillat, y otras instituciones de servicios.

Se define como un hombre de fe, que cree en Dios y piensa que la riqueza es una enfermedad, que entre más usted consigue, más quiere tener. Es una de las enfermedades más grande hoy día.

“Hay que compartir los bienes con los demás”, es una de su filosofia de vida.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s