Empresario agropecuario advierte de grandes retos y desafios para nuevo gobernante en sector agrícola

39755138_1803831269693256_7094834580519124992_n.jpgPor Luis Ramón López

MOCA.-Los grandes retos y desafios de las futuras autoridades gubernamentales dominicanas, que surjan en las venideras elecciones nacionales y congresuales de 2020, será el campo, la agropecuaria, hacer verdaderas inversiones, por ser este un renglón soporte de la economia y la alimentación dominicana.

La observación es del empresario agropecuario Ramón Santana Rodríguez, quien advierte que la agricultura se está quedando sin  agicultores y que del campo sólo están quedando los recuerdos.

Explicó que esta situación se debe a varios fenómenos; a la baja inversión, a la poca innovación estructural, social, cultural, humana y ecnómica, que en las últimas décadas se ha ausentado.

Señaló el presidente de la empresa agroveterinaria Agrosaro, que distribuye los agroquimicos Fersan, lo mejor para la tierra, que en la actualidad, en el campo dominicano la presencia del gobierno no ha sido suficientemente firme con políticas ajustadas a la realidad.

“Los campos dominicanos están abandonados, los pocos hombres agricutores que quedan, su familia está pasando hambre y viviendo en la pobreza extrema, y se debe  a que no se ha reorientado e innovado ni se ha hecho la inversión real que demandan las circunstancias y los tiempos en la agricultura dominicana”, manifestó Santana Rodríguez.

Dijo que ahora mismo no hay nada que detenga a los pocos hombres que trabajan la tierra para no emigrar a las ciudades, no lo hay, se está perdido la mística del agricultor tradicional dominicano; no hay calidad de vida para ellos.

Recordó que el sector agropecuario es un renglón soporte de la economia dominicana muy importante, se trata de productos agroalimentarios para la población, de lo contrario habrá escacez de rúbros agrícolas.

Reconoció que el actual gobierno ha hecho esfuerzos dirigidos al mejoramiento del campo, pero le ha faltado políticas definidas y claras, ya que la pobreza se combate con trabajo, no con caridad.

La agropecuaria sigue siendo la cenicienta de la economía dominicana. En 2018 fue el segundo sector con más baja productividad laboral,  lo que evidencia  la incidencia de la pobreza ,es notablemente mayor en las zonas rurales que en las urbanas.

En ese año, el porcentaje de hogares con ingresos de pobreza fue de un 16% más elevado que en las zonas urbanas, y el porcentaje con ingresos de pobreza extrema fue un 57% más alto.

“Estamos en una realidad, que no merece que se siga produciendo en la agricultura dominicana, tenemos abudante tierra para cultivar, faltan estrategias, innovación tecnológica, recursos, que no esten ligado a la política partidaria y valorar en esencia al hombre del campo, al que produce, al que pone la tierra a parrir alimentos”, expuso el empresario agropecuario Ramón Santana Rodríguez.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s