Banilejos toman las calles en repudio al narcotráfico

Por Guillermo Pérez

BANÍ.-Treinta y dos días después del asesinato del coronel Daniel Ramos Álvarez frente a un punto de drogas en esta ciudad, los banilejos no han parado de demostrar su repulsa a este crimen, y ayer se fueron a las calles en una labor de calentamiento para una caravana el próximo domingo 17 en la que espera una masiva demostración popular contra el microtráfico de drogas y la delincuencia.

Una hilera de vehículos y decenas de motocicletas partieron desde el Colegio Nuestra Señora de Fátima, en la avenida Fabio F. Herrera, y se adentró en barrios situados a ambos costados de la ciudad, donde vecinos expresaron gestos de apoyo y aplaudieron a portadores de consignas llevadas en carteles reflejando los males que aquejan a la comunidad.

Estos actos son convocados, de manera conjunta, por la Oficina Senatorial de Peravia, la Gobernación, Alianza Banileja y más de un centenar de colectivos y gremios profesionales.

Estas actividades buscan motivar y concienciar a la población para que no acepte la operación de puntos de drogas en sus barrios, advirtiendo de que estos han sido culpables de la violencia y muertes que han ocurrido en muchos de esos lugares.

El senador Wilton Guerrero estuvo a la cabeza de la caravana, siendo notoria la presencia de muchos jóvenes.

Nadie, durante todo el transcurso de este evento, intervino con acción hostil alguna.

Hubo una activa presencia de departamentos combinados de la fuerza de Policía, especialmente el equipo Toppo, preparado para acciones conflictivas extremas.

Un pueblo agredido

El senador Guerrero dijo que esta lucha no es de nadie en particular, sino de un pueblo bueno, tranquilo y hospitalario al que los traficantes de droga y los delincuentes han hecho mucho daño, pero que ahora ha despertado para ponerle fin a sus actividades ilícitas y criminales en la ciudad.

Agregó que la jornada de ayer fue solo “un calentamiento como señal de la gran caravana que se prepara para el próximo domingo 17, a las 4:00 de la tarde.

El sábado fueron depositadas flores en el lugar donde fue asesinado el coronel Ramos, juntamente en la calle Wenceslao Guerrero, frente al punto de drogas de Buche, ahora tras las rejas bajo acusación de haber hecho los disparos que terminaron con la vida del oficial de Policía. La muerte del coronel el pasado 8 de enero, cuando levantaba inormación frente a un punto de drogas en la parte norte de la ciudad, despertó una ola de indignación que ha motivado diversas iniciativas para que Baní exprese su repudio al narcotráfico y a la delincuencia.