Cine Moca, un icono del recuerdo de la cinematografía y la arquitectura mocana

 

30594137_1638002856276099_2634324912625418240_n.jpgPor Luis Ramón López

MOCA.- El cine Moca, fue no de los iconos del entretenimiento de la pantalla grande, el cine, que para la década de los años 70, disfrutó la comunidad mocana, culta por tradición por ser arsiduo espectador del Séptimo Arte, dejó de agradar, entretener, recrear y deleitar, con su cierre definitivo que ahogó el cable, la pirateria, las grandes cadenas de televisión y la Internet.

Moca, era considerada la primacia en la región por su fino gusto de muchos de sus ciudadanos, que gustaban de peliculas y series, que tanto se exhibian en carteleras en esta ciudad y Santiago, donde estaba la segunda sala de cine más del país.

30624744_1638003272942724_9179907324301541376_n.jpg

Era tan grande la pasión por el cine de los mocanos, que la ciudad llegó a tener tres salas cinematográficas más, los cines Maritza, Viena y El Tio Pepe, que llenaron toda una época de ilusiones, sueños y aventuras, en la que sus salas eran un llene total de juventudes y adultos.

El cine Moca, alojado para la época, en un moderno edificio de dos plantas, levantado en la parte alta de la ciudad, que engalanó con su estructura arquitectónica el embellecimiento urbano de la ciudad, luce hoy abandonado y sepultado en los recuerdos de cada mocano.

Fue una sala cinematográfica dotada de los elementos necesarios, moderna con capacidad para unas 800 personas, sirvió en su tiempo de  promotor de la cultura. En ese acomodado escenario, que llenó de  nostalgias toda una época , se presentaron grandes espectáculos, conciertos, recitales, obras de teatros, así como buenas películas.

Moca, en actualidad, necesita tener en su haber una nueva y confortable sala de cine, moderna con los más avanzado elementos de la tecnologia, lo que evitaría que siga el flujo de usuarios a la ciudad de Santiago, movidos por la falta de ese tipo de entretenimiento.

Bien podría ser que un grupo de inversionistas mocanos, empresarios se animaran a invertir en este tipo proyecto, dado los cambios sociales y culturales que ha experimentado nuestra sociedad, que cada día busca de diversión y pasatiempo sano.

Los cines que se operaban en Moca, eran propiedad de Ney Perdomo, para esa era  de las luces, colores y movimientos de la cinematográfica dominicana, en los cuales los jóvenes se intercambiaban y se vendian  muñequitos y novelas de vaqueros y románticas, frente a sus instalaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s