Joaquín Sabina con Mara Barros en “Y sin embargo te quiero”

MOCAPRESENTE.NET, periodismo digital sin fronteras, informando

ESE ES SABINA…

“A mí lo que me ha salvado son los libros que he leído”, dijiste hace poco en El Mundo ¿De qué te han salvado?

–De todo. Pero principalmente, de la soledad. Por ejemplo, ocurre mucho en las giras, cuando a un avión le pasa algo y nos quedamos todos tirados en un aeropuerto, que los músicos se desesperan, no saben qué hacer. Pero yo, si tengo un buen libro, ¡estoy feliz! Los libros me acompañan, me ayudan a pensar, a vivir un montón de vidas distintas a la mía.

En lugar de estar como un animal enjaulado mirando a un avión que va a salir en seis horas, puedo estar en la antigua Roma viviendo las vidas de otros. Creo que ese es el único consejo que me he atrevido a dar en la vida: si tienes un libro, nunca vas a estar solo.

Joaquín Ramón Martínez Sabina nace el 12 de febrero de 1949 en Úbeda, España. Allí estudia con las monjas Carmelitas y los sacerdotes Salesianos, en una época en la que escribía versos y leía a Fray Luis de León, Jorge Manrique y José Hierro mezclados con Proust, Joyce y Marcusse.

Con un tanto más de edad, el joven Joaquín crea junto a un grupo de adolescentes que imitaban a Elvis, Chuck Berry y Little Richard, su primera banda llamada “Merry Youngs”. En unos años más, Sabina se gradúa en la Universidad de Granada en Filología Románica y, en ese momento realiza su primera colaboración con la revista “Poesía 70″.

Posteriormente, Joaquín decide mudarse a Londres y allí inicia su andadura de exiliado político, bajo el nombre de Mariano Zugasti, debido a las consecuencias que han traído sus nuevas inclinaciones políticas. Aquí comienza a expresarse por medio de la escritura, y así forma sus primeras canciones. Continuó su labor en Inglaterra colaborando con el Club Antonio Machado y monta polémicas obras teatrales como lo han sido “La excepción de la regla”, de Bertol Brecht y “El cepillo de dientes”, de Jorge Díaz.

Es en el año 1975 que Joaquín Sabina publica el libreto de canciones “Memorias del exilio”, el cual ha sido aceptado por su nuevo público. En este momento el músico decide comenzar con su tarea musical, y lo hace como telonero de conciertos para Paco Ibañez, Lluís Llach, Pi de la Serra y Elisa Serna, ante la colonia de exiliados ingleses. Más adelante es seleccionado para producir la banda sonora de la serie “The last crusade” y editar “Inventario”, su primer elepé.

En el año 1979 Sabina comienza a cantar en el café “La Mandrágora”, para poder mantenerse un tanto mejor de lo que lo venia haciendo, junto a Javier Krahe y Alberto Pérez.

Luego varios años de trabajo para la CBS, el músico edita “Malas compañías” y “Juez y Parte”, complementado con sus participaciones en fiestas pro referéndum para la salida de la OTAN y estrena aquí “Si te he visto no me acuerdo”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s