El Gallo, impresionante salto de agua en la Cordillera Central

image_content_8534430_20170722225418.jpg

Por Menuel Antonio Vega

SAN JOSÉ DE LAS MATAS, SANTIAGO. Entre las altas montañas del noroeste, atravesando valles y praderas y abrazado por gigantes rocas, se encuentra el alto y llamativo salto de agua “El Gallo”, un atractivo ecoturístico por explorar.image_content_8534452_20170722225418.jpg

En el atlas de los recursos hídricos, que nacen en las escarpadas montañas de la Cordillera Central, El Gallo, es salto que pone a cantar el agua en su gruesa caída de más de 50 metros de altura en una profunda chaca.

image_content_8534440_20170722225418.jpg

Este monumento de agua y rocas, localizado en el río Magua, en el paraje Corocito, San José de las Matas, está entre los de mayor caudal en República Dominicana.

Es un lugar donde el sol es nuevo cada día y el movimiento de las copas de los árboles son más acentuados por los golpes de los vientos alisios, que hacen virar el envés del yagrumo en las quebradas de ríos y riachuelos de la zona.

El Gallo, es un salto donde el agua canta sobre las rocas en su caída de más de 50 metros de altura y al parecer el tiempo hace centurias se detuvo, para hoy ser atractivo turístico por excelencia.

El desparramiento o despliegue de sus aguas han dado lugar a la formación de una escalera de roca, por la cual se puede escalar hasta la cima.

En tiempo de sequía el salto posee dos chorros de agua, pero cuando las lluvias se apropian del bosque y van correntía, solo se aprecia una correa gigante blanquecina de agua, que se puede observar desde las alturas o estando frente a este monumento de agua y rocas.

Los videos y vistas aéreas con drones, te permiten visualizar el contraste entre el verde foresta del bosque y las luminosas correas de agua blanca que se deslizan y van cubriendo entre quebradas, a las rocas que le sirven de cama.

El Gallo es una demostración de que la naturaleza es capaz de crear paisajes increíblemente bellos e inigualables, para la paz emocional y satisfacción de los mortales, aquí en la tierra.

Es una estructura natural singular en medio de las brumas o neblinas matinales, que nacen de las evaporaciones en la Cordillera Central. Es un lugar digno de visitar, porque te permite además apreciar que el copioso bosque determina la anchura y presión del agua, ejercida sobre las rocas que soportan el impresionante recurso hídrico en la Cordillera Central.

El piso de la cascada se asemeja a una batea, es pura rocas y el cauce del río Magua, donde se asienta la atractiva e impresionante cascada está minada de vetas, que cortan la velocidad del agua en su escapada hacia abajo.

Localización

El espumoso y humeante salto está asentado sobre el cauce del río Magua, en el paraje El Corozito, en el distrito municipal de El Rubio, en San José de La Matas, provincia Santiago de los Caballeros.

Las melenas de agua se entretejen en las rocas que soportan a El Gallo, convirtiendo el escenario en un verdadero anfiteatro con destellos blanco de agua.

Para llegar

El trayecto desde Corocito hasta la cascada es de dos horas para ir y dos para regresar.

Aconsejo estar bien de salud para vivir la aventura de conocer a El Gallo, debido a lo escabroso y difícil del trayecto.

A pies y a caballos es la única forma de llegar al deslumbrante lugar.

Una vez se llega a San José de las Matas, se traslada al paraje Corocito, de donde se realiza el descenso, bordeando una loma, por trillos estrechos en su ladera o declive, descendiendo otra vez por canales formados por la lluvia.

El escabroso camino te hace subir y bajar lomas, descendiendo a un plano, donde se puede tomar un descanso, hasta llegar al pie de la estruendosa cascada.

Hay que caminar con cuidado por entre yerba pangola, que a cualquier movimiento desacertado, te puede cortar las manos.

Es de difícil llegada, pero el escabroso camino se compensa con los chapuzones en sus cristalinas y casi escarchadas aguas.

Asegure andar con calzados que agarren en las montañas y agua suficiente para mitigar la sed y el cansancio agotador de la aventura de cuatro horas o más trepando y descendiendo montañas, para alcanzar ver y disfrutar de El Gallo.

Fauna y Flora

En el trayecto a la cascada, los mortales pueden disfrutar del trinar de las aves como el barrancolíes, petigres, cuyayas o cernícalos, mauras, gavilanes de la Hispaniola, carpinteros y estruendosos chillidos de la cigua palmera.

Las aguas y las rocas en el perímetro de la charca, están minadas de jaibas, camarones y guabinas.

Es una zona donde predomina el yagrumo, que cuando va a llover anuncia las precipitaciones volteando el envés, que hacen una vista impresionante entre las montañas.

La Cordillera Central está preñada de cascadas y escorrentías subterráneas, y gruesos bosques, donde se pueden realizar safaris o excursiones, para la observación de aves diurnas y nocturnas.

Si deseas conocerlo, comunícate con Braulio Torres al (829) 602-1847, estará feliz de servirte de guía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s