Atraco a empresario agropecuario Enriquillo Encarnación rompe paradigma de la inseguridad ciudadana en RD

VER VIDEO

MOCAPRESENTE.NET, periodismo digital sin fronteras, informando

Por Luis Ramón López

MOCA.- La delincuencia en esta ciudad y el país entero, rompió los paradigmas y a llenado de impotencia a toda la población dominicana, que se encuentra a merced de los delincuentes y secuestrada por los delincuentes, sin que nadie salga a defender ni ninguna autoridad el estado de sitio operante.

Viene al caso, el ataque y robo del que fue victima el empresario agropecuario Enriquillo Encarnación, en su propia casa, cuando entró un delincuente, le golpeó en el suelo con una arma en mano al empresario para quitarle su reloj de oro.

El joven con apaciencia de buena gente, saluda amistosamente al empresario y él muy atento soriente le saluda, pero que amarga sorpresa cuando el atrevido antisocial desenfunda de uno de sus bolsillo una arma, y se desata un forcejeo que lo derriba al suelo y le cae encima la mecedora.

Ya en el suelo Don Enriquillo Encarnación, trata de galletear al intruso en medio del forcejeo, pero se impuso la fuerza y logró despojarlo de su prenda preciosa y el ladrón huye.

El video muestra como anda la delincuencia, que  no le importa vigilancia de ninguna índole para cometer su fechoria, porque entienden que la justicia se compra y se vende, al mejor comprador.

Dicho esto, se evidencia con la falicidad que salen suelto los delincuentes, riendose y amenanzados a quienes los inculpen de los delitos, al estremo de amenazarle de muerte.

Este hecho bochornoso de por sí, llama la atención de toda la población mocana y la nación, que ha perdido la fe en sus autoridades, que se han quedado pasmados en planes y planetas, haciendo copias con carbón borroso, sin ver la realidad.

La República Dominicana, está presa por la violencia, la ola de delincuencia y la criminalidad, que parece ser se ha convertido en un rentable negocio para muchos, en el que están incluidos policias y oficiales, que las propias autoridades conocen de su historial criminal y delictivo.

Y que hablar de la justicia, que tampoco pega una. Los delincuentes se burlan de la solemnidad del Cristo y ante la estatuilla de barro de muchos jueces complacientes, que teniendo los elementos de juicios, por medio no actuan y se convierten en cómplice de la barbarie y desorden que afecta nuestra sociedad.

El caso de Enquillo Encarnación, es uno de eso tantos episodios de la ola de robo, atracos, asesinatos que a diario se ven en nuestras calles y hogares, sin que las autoridades, se detengan a planificar y ejecutar verdaderos instrumentos de lucha contra estos flagelos., en el que no esté envuelto el apetito político, que tanto daños está haciendo a nuestras instituciones.

Qué suerte tuvo Don Enriquillo Encarnación, que no pasó a ser parte de las estadísticas mal contadas de muertes de las autoridades..

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s